Se trata de un filtro para olores que está compuesto por un pack de carbón activado, que permite interceptar los gases producto del proceso de descomposición dentro de fosas sépticas y plantas de tratamiento.

Fabricado en PVC, permite cambiar fácilmente el pack interno de carbón, el cual tiene una duración mínima de seis meses.

Se utiliza generalmente para ventilación de baños, pozos absorbentes, o venteos de plantas de tratamiento.

Modo de uso:

El filtro se debe instalar en la salida de la ventilación de PVC y reemplazar una vez al año (la duración mínima es de 6 meses).